fbpx
ventas1@multifuncionservice.com.pe
(01) 330 5772 – (01) 339 1088 - 956 525 944

HP-41c, La Primera Calculadora Programable.

Multifunción Service > Blog y Noticias > NOTICIAS > HP-41c, La Primera Calculadora Programable.

HP-41c, La Primera Calculadora Programable.

Enviado por: Jose Miguel Justino Gonzales
Categoria: NOTICIAS

HP presenta HP-41c, la primera calculadora programable. Y la primera con caracteres alfanuméricos.

La serie HP-41C son calculadoras RPN portátiles de memoria continua , programables y expandibles fabricadas por Hewlett-Packard de 1979 a 1990. El modelo original, HP-41C , fue el primero de su tipo en ofrecer capacidades de visualización alfanumérica . Más tarde llegaron las HP-41CV y HP-41CX , que ofrecían más memoria y funcionalidad.

En 1979 Hewlett Packard lanzó al mercado la HP-41C y en 1980 la HP-41CV (la única diferencia es que la CV tiene 2231bytes de memoria en vez de 441).

Es una calculadora revolucionaria en muchos aspectos. Es la primera calculadora programable alfanumérica (no sólo trabaja con números, también con cadenas de caracteres). Esto hace la calculadora mucho más fácil y agradable de usar. Se acabó el leer el programa en pantalla con códigos numéricos. Ahora se pueden leer las instrucciones en pantalla, se pueden mostrar mensajes que hacen más claro el uso de programas. Con la tecla xeq podemos evocar los programas y las funciones por su nombre.

Es la primera HP con pantalla de cuarzo líquido.

La HP-65 tenía 5 teclas programables, en la 41 todas son programables. A las teclas se le pueden asignar tanto funciones propias de la máquina como programas escritos por el usuario. No todas las funciones de la máquina están asignadas al teclado. Con la máquina se suministran plantillas para que el usuario pueda escribir en ellas la función de cada tecla en modo «user».

Texas Instruments tenía sus modelos ampliables con módulos de memoria y con una impresora. Este modelo es ampliable con todo tipo de módulos de memoria, módulos con programas, periféricos, hasta salidas de video, unidades de disco, etc. La HP-41 tiene 4 conectores.

¿Cuál es la diferencia entre un ordenador y una calculadora programable?, podríamos debatir sobre el tema. Cuando salió al mercado costaba 325$ (295$ la HP-41C). Se vendieron prácticamente hasta 1990. En España, en julio de 1983 costaba 47850pts.

En esta imagen podemos apreciar la complejidad de la máquina, en su placa base hay 12 chips. Debajo del zumbador (la calculadora tiene sonido 😉 ) hay otro chip que no se ve. El montaje es de calidad insuperable. La pantalla LCD, de cuarzo líquido, es alfanumérica, puede representar números y letras, pero no es matrícial, forma los caracteres con 16 segmentos. Esto se aprecia bien en la foto principal de la máquina. En otra imagen podemos ver la parte posterior de la pantalla, con los dos chips que la controlan.

 Lectora/grabadora de tarjetas magnéticas.

A pesar de contar con memoria continua era interesante contar con este dispositivo, ya que permitía llevar a todas partes los programas. Cada tarjeta puede almacenar 224 bytes en dos pistas, tanto de programas como de datos. Vista posterior de la máquina, con la ampliación de memoria X-Memory, con 1666 bytes y el módulo X-Functions, que amplía el repertorio de instrucciones y otros 889 bytes. Para acceder a esa zona de memoria se deben usar las funciones del X-functions. Los datos se organizan a modo de ficheros. Además de estos dos módulos, dispongo del «time module», que añade funciones de reloj, fecha y hora

Lector de código de barras.

Dispositivo útil sobre todo para poder introducir programas impresos como códigos de barras sin necesidad de teclearlos. Algunas publicaciones de la época incluían programas para esta calculadora imprimiendo el correspondiente código de barras.

Interface HP-IL (interface loop).

Se trata de un interesante interface que permite conectar los periféricos formando un bucle, de forma similar al interface USB (aunque no igual, claro).

Unidad de Cintas Magnéticas.

Para conectarlo se necesita el interface HP-IL. El inconveniente de las tarjetas magnéticas es su poca capacidad. En una cinta de apenas 4.7×3.5cm se disponen de 131 kbytes. Mediante HP-IL se puede conectar a la calculadora una unidad de discos (HP-9114B) también presente en el museo, ver el portátil HP-110+

Impresora térmica.

Se acabó el tener que escribir a mano los programas para obtener un listado de los mismos. El único inconveniente es que es térmica, por lo que con el tiempo se degrada la impresión. Se saca una fotocopia. Existían dos modelos, esta es la HP-82143A. El otro modelo que no dispongo es la HP-82162A.